¿QUIÉNES

SOMOS?

Ayúdanos a salvar corazones vulnerables

¿CÓMO INVOLUCRARTE?

DONAR

Con el dinero invertido estaremos en capacidad de mejorar y crear nuevas instalaciones y  además de ofrecerles servicios más especializados.

También puedes ayudar siendo parte de nuestro equipo.

SÉ PARTE DE NUESTRA FAMILIA

Haz parte de Sinapsis Vital, una familia unida por un propósito. Sube tu hoja de vida y será próximamente revisada por nuestro equipo.

Todos los derechos reservados de las fotos que se encuentren en esta página.

MISIÓN

Somos es una entidad privada sin ánimo de lucro legalmente constituida, la cual ejecuta acciones encaminadas a la garantía y el restablecimiento de los derechos de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos junto con sus familias, mediante programas de tipo terapéutico que fortalecen la condición de Resiliencia y un verdadero sentido de vida.

VISIÓN

La fundación Sinapsis Vital en el 2020 será reconocida a nivel nacional como una entidad no gubernamental pionera en programas de atención terapéutica para el restablecimiento de los derechos de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos junto con sus familias, en el marco de las políticas públicas de infancia y adolescencia.

HISTORIA

Sinapsis Vital inició en el 2011 en ámbitos como prevención en el manejo de sustancias psicoactivas, programas de protección y responsabilidad penal para adolescentes, dando sus primeros pasos en instituciones educativas como “La Salle”, en Ginebra, “Santa Teresita” en Zanjón Hondo y el colegio “San Juan Bautista” de Guacarí. De esta manera nace un sueño donde personas con un camino ya recorrido desde cada una de sus profesiones unen sus capacidades, fortalezas, habilidades y su voluntad para ponerlas al servicio de la comunidad en los municipios del Valle del Cauca.

 

La experiencia realizada con las experiencias educativas llevó a la fundación a una conclusión: el valle del Cauca requería de una institución especializada en la atención de personas en condición de discapacidad mental psicosocial, para intervenir en situaciones de amenaza, vulneración e inobservancia, dado que las instituciones y las familias a las que pertenecían no contaban con las herramientas para brindar la atención especializada que necesitaban.

 

Así, en el 2014 se construye la unidad Blanca Leyla Toro de Sanclemente, en Ginebra Valle, que cuenta actualmente con instalaciones que atienden a 80 beneficiarios con discapacidad mental psicosocial en rangos de edad desde los 12 a los 37 años de edad, de distintas partes del país. La sede inicia bajo contratación con el ICBF y ante una demanda de la población. Sin embargo, la oferta de instituciones como esta seguía sin ser suficiente, y entonces se decide construir dos unidades de servicio más. Una en Guabitas, llamada “Paraíso de los Crisoles”, y otra en Guabas, llamada “Octavio Grisales”.

 

De esta manera en junio del 2015 nace Paraíso de los Crisoles, y próximamente en septiembre del mismo año nace Octavio Grisales. Las dos con capacidad de 80 beneficiarios. caracterizándose desde el momento de su creación por ofrecer un servicio de calidad a sus beneficiarios, orientado desde un modelo de estructura terapéutica que permite el favorecimiento de sus habilidades y potencialidades desde la autonomía de su proyecto de vida.

 

Por todo esto, al día de hoy las personas que hacen parte de la familia Sinapsis cuentan con perfiles que dan respuesta a una atención integral y superior de los niños, niñas, adolescentes y mayores de 18 años que se encuentren en situaciones de adoptabilidad. Además trazándose a sí misma desde la proyección del modelo que sigue, para que sea replicado a nivel nacional, cambiando el paradigma de discapacidad mental de la sociedad.